Urbanizaciones

Se deshace el asfalto. Es una mancha borrada por la velocidad. Conduzco mirando a lado y lado: recorro la carretera de la Costa. De Málaga a Guadiaro, ir y venir, salir y regresar, vuelta, ida. Cruje el sol sobre las osamentas de las urbanizaciones que desordenan el paisaje.

Cruzo bajo falsos puentes. El resplandor en las carrocerías quema los postes indicadores. Crece el paisaje estéril, irreconocible, sembrado de calles vacías que remontan hacia ninguna parte y se pierden bajo sombras de hormigón.

Uno podría pensar que está en Málaga.

Uno podría pensar que está en mitad de ningún sitio sin nombre.

Urbanizaciones.

La soledad remonta las escaleras de los dúplex.

Una mujer mira sola las grietas de un porche.

Un hombre solo se limpia con los dedos los restos del desayuno.

Pienso en el Urbanismo.

Pienso en el Derecho de Familia.

Pienso en Richard Yates, en John Cheever, en Raymond Carver, en Richard Ford.

Quizás al final todo es un problema de falta de lectores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Paseos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s