Un día escribí un poema -o algo así- (III)

DE COMO EL POETA CON LAS HORMONAS EXALTADAS INTENTO USAR BEBIDO Y BURDAMENTE DE LOS CLASICOS Y LO QUE RESULTO

Permite querida

que me acerque a ti

y que te diga

que poseen tus labios ambos

la ostentación lozana de la rosa

y tus pechos de púrpura coronan

su horizonte de ocasos y blanda nieve.

Que tus largas piernas sean lazos

en mi cuello, prisión que muerdo,

y tus hebras de midas, sol ensangrentado,

aherrojen mis manos y mi corazón

tus ojos cubran

de luces y de incendios celestiales.

Por un beso tuyo,

que no daría yo por un beso tuyo

– y anda

que por un polvo…-

Bueno qué,

qué me dices,

habrás visto que soy poeta,

¿te vienes a mi casa

a tomarnos la última?

Para para, no te entiendo,

habla más claro.

Ay ostia, que patón,

así que no hablas ni pizca de español,

que you are finlandesa…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Poesía? Pues porque tú lo dices y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un día escribí un poema -o algo así- (III)

  1. Paco Rubio dijo:

    Todo un gentleman, si señor¡¡¡¡

    Me gusta

  2. Antonio González Martín dijo:

    Haber empezado por ahí. Con lo bien que se me daba a mi el finlandés en el colegio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s